jueves, 24 de julio de 2014

LA FRASE DEL DÍA


La escuela ideal es aquella  donde se aprende jugando. 

(Erasmo de Rotterdam)

     No se sabe a ciencia cierta la fecha de su nacimiento, se cree que pudo ser en octubre de 1467, cerca de Rotterdam.
     Cursó estudios en colegios monásticos de Deventer y Hertogenbosch y, cuando su padre falleció, se hizo agustino en Steyn. En 1492 se ordenó sacerdote y trabajó para el obispo de Cambray, estudiando las filosofías escolástica y griega en la Universidad de París
     Disgustado por la vida sacerdotal, buscó un empleo secular, y más tarde recibió la dispensa papal para vivir y vestir como erudito laico. Desde 1499 recorrió muchas ciudades como profesor y conferenciante
     Trabajó enseñando griego en Cambridge, con lo que contribuyó al establecimiento del humanismo en Inglaterra, y en especial, al desarrollo de los estudios clásicos en la enseñanza cristiana. Durante su permanencia en Italia se doctoró por la Universidad de Turín.
     De su obra destacan sus Adagios (1500, ampliados en 1508), recopilación de proverbios latinos que le dio fama.  En Manual del caballero cristiano (1503) y Elogio de la locura (Encomion moriae seu laus stultitiae, 1511), que dedicó a Tomás Moro, aboga por una vuelta a la primitiva ética cristiana. Aunque su obra más trascendente fue la traducción al griego del Nuevo Testamento (1516), basado en manuscritos nuevos. Su ideal fue el de una reforma gradual y pacífica de la Iglesia y la sociedad civil, hasta conseguir una sociedad humanizada, donde el hombre pudiera desarrollarse al máximo. 
     Mostró también opiniones progresistas acerca de la educación en Sobre el método del estudio (1511) y La enseñanza firme pero amable de los niños (1529). Se le considera el precursor de la Reforma, sus obras fueron incluidas en el Indice de Obras Prohibidas por el Concilio de Trento. 
    En la ciudad suiza de Basilea fue donde falleció el 11 de julio de 1536. 

VÍDEOS VÍDEOS

Loading...