lunes, 7 de julio de 2014

LECTURA COMPRENSIVA PARA REFLEXIONAR EN CLASE

Para trabajar en el aula, un cuento de Jorge Bucay muy interesante sobre el esfuerzo y la constancia.    

Las ranitas en la nata

      Había una vez dos ranas que cayeron a un recipiente con nata. Enseguida se dieron cuenta de que era imposible nadar o flotar demasiado tiempo en la nata. Al principio, las dos ranas patalearon para llegar al borde del recipiente, pero era en vano, sólo conseguían chapotear en el mismo sitio y hundirse. Cada vez era más difícil salir a la superficie y respirar.
     Una de las ranas dijo: "No puedo más. Es imposible salir de aquí. Como voy a morir de todas maneras, para qué seguir intentando salir y morir agotada por el esfuerzo inútil, si no hay solución". Dicho esto, dejó de patalear e intentar escapar y se hundió con rapidez y murió.
     La otra rana, más persistente se dijo: "¿No hay manera! Nada se puede hacer para salir de esta cosa, pero aunque muera, prefiero luchar hasta el último momento. No quiero morir ni un segundo antes de que llegue mi hora"
     Siguió pataleando y agitando sus ancas siempre en el mismo lugar, sin avanzar hacia el borde del recipiente durante horas y horas. Y de pronto, de tanto patalear y agitar con sus ancas, la nata se convirtió en mantequilla y sorprendida, la rana dio un salto y llegó hasta el borde del recipiente y pudo por fin salir croando alegremente.

 Jorge Bucay


¿Qué mensaje nos quiere dar a entender este cuento?, ¿Hay que rendirse a la primera de cambio, o luchar hasta el verdadero final por conseguir algo? 

VÍDEOS VÍDEOS

Loading...