miércoles, 6 de agosto de 2014

SABÍAS QUE...?







     El 15 de julio de 1799, durante la campaña en Egipto de Napoleón Bonaparte, el teniente Pierre-François Bouchard avistó, en un lugar donde los soldados habían excavado, una placa con inscripciones en una de sus caras y que podía ser algo muy importante. El hallazgo fue anunciado a Napoleón, contando en un informe, que dicha piedra contenía tres inscripciones, la primera en jeroglíficos y la tercera en griego, y que todas las inscripciones podían ser versiones de un mismo texto. El propio Napoleón inspeccionó la que ya había empezado a llamarse La Pierre de Rosette (La Piedra de Rosetta), por ser el lugar donde se encontró, la ciudad portuaria egipcia de Rashid (Rosetta) poco antes de su regreso a Francia en agosto de 1799, pero poco tiempo después, los franceses fueron derrotados en Egipto por los ingleses, con la consecuencia de que también perdieron la Piedra de Rosetta, que actualmente se encuentra en poder de los ingleses.

VÍDEOS VÍDEOS

Loading...